domingo, 28 de marzo de 2010

SAQUEO A LA CIUDAD

Por Esteban Agüero
He leído y escuchado a través de algunos medios las noticias sobre la evolución del trámite de iniciativa privada para la construcción del nuevo edificio de la terminal de ómnibus y algunas cosas me llamaron la atención.
Lo más llamativo es la pasividad de la comunidad, llamensé fuerza vivas o.n.g., asociaciones o ciudadano común ante lo que se está por cometer.
Lo otro que me llamó poderosamente la atención es la tibieza de los comunicados o declaraciones de algunos partidos de la oposición en el sentido de denunciar el atropello pero no generar acciones para evitarlo.
También me llamó la atención, pero tal vez por un desconocimiento de la ordenanza de iniciativas privadas, el que los concejales no hubiesen dicho: esta iniciativa no es de interés del municipio.

Repasemos a ver si estoy equivocado: A cambio de la construcción de una nueva terminal en el terreno de un amigo, que no contempla la accesibilidad para nadie: ni empresas de micros ni usuarios. Que no tiene accesibilidad urbana: No hay calles pavimentadas ni agua ni cloacas y nadie habla sobre quien va a asumir ese costo. Piden y el municipio les otorga, los dos mejores terrenos que posee la ciudad por su emplazamiento y por su ubicación: La manzana de la actual terminal de ómnibus ( en propiedad) y el mercado municipal (por 50 años) con todo lo clavado y plantado, incluyendo a sus inquilinos (que no sé si lo sabrán).
Yo me he planteado la hipótesis de presentar por vía del absurdo una iniciativa privada para la construcción de una cervecería en uno de los canteros de la plaza Ramírez y un parque con juegos para los chicos dentro de la plaza. Con el mejor diseño, el mejor equipamiento, con todo lo que se pueda considerar hoy de excelencia para una cervecería y un parque infantil. Y me preguntaba si el Concejo Deliberante la tomaría igual que tomó la iniciativa de la Terminal : ver si tiene todos los papelitos, hacer todo el trámite formal para luego llamar a una licitación pública para que todos aquellos a los que le pudiera interesar esta iniciativa, se puedan presentar. O directamente el Concejo diría: Esto no es de interés de la ciudad así que la rechazamos sin más trámite. Lo lógico sería que dijera eso, como también debería haberlo dicho cuando se presentó la iniciativa privada de Entretenimientos de la costa. ¡Y en la forma en que se presentó!: 1 hoja y media escrita, dibujos de estudiantes y una promesa de configurar una UTE. Y todo el Concejo se abocó a su tratamiento sin cuestionar en ningún momento si era de interés para la ciudad.
Y la verdad es que esta iniciativa privada es un saqueo a la ciudad y un atropello a sus habitantes y en el momento de la presentación en el Concejo Deliberante, mas allá que haya venido acompañada por las autoridades provinciales y el cómico Listorti como presentador, se debería haber rechazado no solamente porque el emplazamiento es totalmente inadecuado, sino porque es leonino el precio a pagar. Evidentemente la presión del poder es muy importante al momento de tener que decir que no.
Este tema lo vengo siguiendo desde al año 2005 en que surgió por primera vez y sobre el que emití mi opinión (diario La Calle fines de junio principios de julio de 2005).
El camino lógico para tomar una decisión sobre el lugar mas conveniente para la ubicación de la nueva terminal de ómnibus es establecer algunas premisas o criterios sobre qué situaciones se deberían tener en cuenta para dar una respuesta adecuada. Yo pienso que premisas para la localización del terreno deberían ser en primer lugar de facilidad de acceso para el usuario y en segundo lugar para el transporte.
Aquí me interesa desmitificar eso que hay empresas que no entran a la ciudad porque está lejos la terminal (uno de los argumentos mas fuertes del gobierno municipal para producir el traslado.) La verdad es que los micros no entran porque no son como el tren lechero que para donde le levanten la mano. La empresa Singer, por dar un ejemplo, no va entrar a la ciudad para ver si hay alguien que quiera viajar a Misiones, y ni aunque la terminal estuviere en la ruta. Las empresas tienen ya establecidos los lugares donde pueden o deben entrar en los contratos de concesión de las rutas ante el Ente Nacional que regula el transporte público.
Otra premisa sería tratar de unificar el sistema ferroviario con el sistema vial, para lo cual el Estado tiene terrenos disponibles, que tendrían costo cero. Repito: 0.00$ porque son terrenos del Estado en gestión de traspaso para la Municipalidad y mucho mejor ubicados. Y los cito: Toda la tira de terrenos de ferrocarril sobre Bv. Yrigoyen ubicado en la intersección de dos vías principales. El otro terreno es la intersección de Bv. 12 de Octubre y tránsito pesado, en los terrenos que allí también tiene el ferrocarril. Y a 10 cuadras de la plaza Ramírez, con todos los servicios de infraestructura ambos terrenos, y como lo dije anteriormente sin costo para el municipio.
Lo otro que se debería hacer es un estudio serio de ingreso y egreso de micros para resolver cuantas dársenas se necesitan. Cuanto espacio para boleterías, etc., etc. Eso que en los concursos de arquitectura se llama programa de necesidades, con un exhaustivo detalle de todos los elementos necesarios y las superficies estimadas a disponer para cada una de ellas.
Y ya habiendo llegado a este punto, habiendo decidido el terreno, cuales van a ser las vías de ingreso y egreso de la ciudad, se debería llamar a un concurso de anteproyectos y elegir el mejor proyecto, para la mejor ubicación.
Pero para todo esto es necesario que la actual entrega del patrimonio de la ciudad a cambio de algo que nadie sabe en que consiste ni fue solicitado ni pedido por la comunidad, sea vuelto para atrás.
No sé en manos de quien estará esta decisión, pero sí creo que es imperioso hacerlo.
Deseo que aquellos que hoy tienen en sus manos esta decisión sean concientes del daño que le están causando a la ciudad.
22 de marzo de 2010.
Arq. Esteban R. Agüero