sábado, 10 de abril de 2010

Una asamblea popular reclamó a Bisogni fijar prioridades

La concentración convocada por diversos sectores de la comunidad de Concepción del Uruguay se transformó en una asamblea popular en el Auditorio "Arturo Illia" del Centro Cívico.

Los vecinos que se hicieron presentes en la explanada del Centro Cívico a las 21 horas fueron invitados a ingresar al Auditorio Municipal "Arturo Illia", que resultó reducido para albergar a los numerosos vecinos que se hicieron presentes para expresar diveros reclamos, centrados fundamentalmente en los problemas en el servicio de agua potable y en la necesidad de solucionar los inconvenientes provcados por el desborde del arroyo de Las Animas en el Barrio San Vicente.
Una vez en el interior del auditorio, el Presidente Municipal Marcelo Bisogni y el Vicegobernador José Eduardo Lauritto debieron soportar una extensa lista de intervenciones de los ciudadanos que hicieron oír su voz, en algunos casos de manera airada y exaltada, exigiendo soluciones concretas a diversos problemas.
Los recientes problemas en la provisión de agua, los desbordes de las cloacas, la presencia de basura en las calles, el mal estado de éstas, y el deterioro en general del espacio público fueron algunos de los puntos que se reiteraron a lo largo de la reunión. A su vez, se reclamó por parte de varios oradores que se fijen prioridades, con menciones expresas a la obra de la isla del puerto, que cuenta con un presupuesto de más de 100 millones de pesos.
También se reclamó que el Sr. Intendente convoque a audiencias públicas para tratar todos estos temas y permitir de esta manera la participación ciudadana en la toma de decisiones.
Las intervenciones de Bisogni y Lauritto estuvieron centradas en el anuncio del próximo llamado a licitación para ejecutar las obras previstas en el plan maestro de agua potable, pero en líneas generales no cubrieron las expectativas de los presentes, que reiteradamente interrumpieron a los funcionarios.
La asamblea, por momentos caótica y desordenada, en un local que no tenía audio ni aire acondicionado, debió suspenderse porque en el local estaba previsto realizar un recital, por lo que los presentes se trasladaron a la explanada del Centro Cívico y allí prosiguió informalmente la discusión. Finalmente, muchos de los vecinos manifestaron su insatisfacción por la falta de resultados concretos de la reunión y se retiraron con muchas dudas acerca de cómo podría seguir la evolución de tantos reclamos ciudadanos.