miércoles, 29 de diciembre de 2010

"Lamentablemente teníamos razón: la ley de turismo es sólo una máscara para permitir la privatización del juego y la entrega del patrimonio público"

El diputado provincial José Antonio Artusi calificó como "un verdadero escándalo" la Resolución número 1551 del IAFAS, por la que se declara factible la propuesta presentada por una empresa para instalar un casino electrónico en el Mercado Municipal 3 de Febrero de Concepción del Uruguay, en el marco de un "vergonzoso proceso de entrega del patrimonio municipal, que también incluye el inmueble de la terminal".

Artusi señaló que "de todos modos, no nos sorprende, de estos gobiernos a nivel municipal, provincial y nacional ya podemos esperar cualquier dislate y cualquier maniobra contraria a los intereses populares, eso sí, burdamente disfrazada y maquillada de progresista"; y recordó que "lamentablemente teníamos razón cuando decíamos en soledad desde el bloque de la UCR que la llamada ley de turismo era sólo un perverso caballo de Troya para introducir por la ventana la privatización del juego en la provincia de Entre Ríos; hoy vemos cómo nuestros temores se han hecho realidad en Victoria y Concepción del Uruguay, y seguramente irán por más en otras localidades".
Las resoluciones 1550 y 1551 del IAFAS están fechadas el 27 de Diciembre, a lo que el legislador uruguayense comentó: "si fueran del 28 hubiéramos pensado que se trataba de una broma pesada del Día de los Inocentes, pero no, se trata de una triste realidad".
En los considerandos de la resolución referida al pomposa y falazmente denominado "proyecto turístico integral" de Concepción del Uruguay se aduce que tal propuesta "incidirá en el bienestar general de dicha ciudad como de la provincia misma, tendiente a convertir a Concepción del Uruguay en un polo turístico no sólo a nivel provincial, sino también nacional", lo que motivó que el diputado Artusi señalara que "pocas veces se ha visto un disparate de tal magnitud en un documento público, como si una vulgar sala de maquinistas a pocas cuadras del casino oficial, que además quitará recursos del mercado local, pudiera transformarse en un genuino atractivo turístico, cuando incluso los propios funcionarios del IAFAS han recnocido que no hace falta otra sala de juegos, en una ciudad que por otra parte carece de políticas serias de promoción del turismo, que no cuida su patrimonio, que tiene sus servicios públicos colapsados y una crisis ambiental severa que degrada sus verdaderos atractivos naturales".