jueves, 16 de diciembre de 2010

UN PRESUPUESTO MENTIROSO Y CONTAMINADO POR LAS POLÍTICAS NACIONALES

El Bloque de Diputados Provinciales de la Unión Cívica Radical de Entre Ríos se opuso, en la sesión del Miércoles 15, al tratamiento sobre tablas del proyecto de presupuesto para el año 2011, y propuso que sea girado a comisión para su análisis a los efectos de intentar acordar algunas modificaciones que resultan ineludibles; siguiendo de esta manera el trámite ordinario de todo proyecto de ley. Tal criterio no fue compartido por el bloque mayoritario del Peronismo Federal, que habilitó la posibilidad de que se apruebe el presupuesto en la misma sesión en la que ingresó.

El Bloque de la UCR pone de manifiesto ante la ciudadanía entrerriana que la determinación adoptada obedece a considerar, entre otras cuestiones, que:
- El Presupuesto 2011, como los anteriores, convalida la subordinación política al gobierno central en el marco de la profunda crisis del federalismo fiscal. El presupuesto provincial se encuentra sujeto a las previsiones del presupuesto nacional, entre ellas una inflación prevista del 8,7%, notoriamente inferior a estimaciones privadas y a la verificación práctica que todos los entrerrianos hacen cuando van a hacer sus compras.
- Se trata de un presupuesto que, más allá de anuncios propagandísticos dirigidos a instalar la campaña por la reelección del gobernador, no es la expresión financiera de un verdadero plan estratégico de desarrollo sostenible tendiente a aprovechar las extraordinarias condiciones macroeconómicas que el mundo le ofrece a nuestro país y a nuestra provincia.
- Asistimos a un incremento notorio del gasto, del déficit y del endeudamiento público, sin que ello se trasunte en una mejora de la eficiencia y la eficacia del funcionamiento del Estado, que se traduzca a su vez en más y mejores servicios de salud, educación, vivienda, seguridad y justicia para los entrerrianos. Con relación a los ingresos de los trabajadores del Estado, AGMER ha denunciado con razón que “ni siquiera se prevé una actualización de los salarios que se ajuste a la pauta inflacionaria sobre la que elaboran las previsiones presupuestarias”.
- Si bien se anuncia con bombos y platillos una previsión de inversión record para los gastos en bienes de capital, tal anuncio representa una falacia y un engaño a la población, dado que en los últimos años se verifica una constante y sistemática subejecución de dichos gastos, acompañada de una sobreejecución de los gastos corrientes. El 2009 sólo se ejecutó el 51% de los gastos de capital, y el 46% del rubro construcciones. De la ejecución del presupuesto 2010 al 30 de Septiembre de 2010, se proyecta una ejecución de sólo el 22% para este rubro en el año en curso.
- Como en presupuestos anteriores, se incluye una excesiva y arbitraria delegación de facultades al Poder Ejecutivo, que desnaturaliza el verdadero carácter de una ley de presupuesto y lo transforma en una verdadera ficción, que pondrá en manos del gobierno la posibilidad de utilizar abusiva y discrecionalmente recursos públicos en un año electoral.

José Antonio Artusi
Presidente
Bloque de Diputados Provinciales de la UCR de Entre Ríos
www.diputadosradicaleser.blogspot.com