sábado, 17 de noviembre de 2007

DRAGADO DEL RÍO URUGUAY: BASTA DE MENTIRAS!

Por José Antonio Artusi

"Llamarán a licitación pública nacional e internacional para el dragado del Río Uruguay" fue el título de una nota publicada en el sitio digital de noticias del gobierno de la Provincia de Entre Ríos. La nota consignaba que "el secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, se comprometió a agilizar el llamado a licitación para el dragado del Río Uruguay, que demandará alrededor de 90 millones de pesos, según reveló la diputada nacional Blanca Osuna tras un encuentro que mantuvo ayer en Capital Federal con el funcionario. “Esta es la primera vez que el Presupuesto Nacional, que respalda una inversión plurianual para el dragado del río” (sic), destacó la legisladora." No se haga ilusiones, la nota fue publicada el Miércoles 28 de Diciembre de 2005. (¿Que la inocencia nos valga...?).

La realidad indica que esta fue sólo una más de una larga, interminable, cadena de promesas incumplidas en materia de dragado del río Uruguay por parte de las autoridades nacionales. Podríamos aburrir citando una tras otra las declaraciones de funcionarios nacionales en este sentido. De tantas, y de tan incumplidas, ya debieran ser llamadas por su nombre: mentiras.

Y lamentablemente, las perspectivas para el año que viene son aún peores. Una simple consulta al sitio web del Ministerio de Economía de la Nación permite observar que en el Presupuesto 2008, el Proyecto 16 "Dragado Río Uruguay", a cargo de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, tiene asignado un crédito de sólo $ 500.000. Esta cifra representa el 0.32% del total de lo presupuestado para el año que viene en el PROGRAMA 91 "FORMULACION Y CONDUCCION DE POLITICAS PORTUARIAS Y DE VIAS NAVEGABLES", que asciende a $ 154.152.049. De lo que se puede inferir sin demasiada sagacidad que se viene otro año sin dragado y con el Puerto de Concepción del Uruguay casi inactivo. En el presupuesto del año en curso se asignaban $ 3.000.000 al dragado del río Uruguay, aunque es prácticamente nulo lo que se ha hecho en la materia.
No está de más recordar que en el discurso de apertura de las Sesiones Ordinarias, el día 1º de marzo de 2006, el señor presidente de la Nación expresó textualmente: "Se realizaron importantes avances en el Proyecto de la Hidrovía Paraná-Paraguay y en el Río Uruguay se están ejecutando tareas de dragado y balizamiento hasta el puerto de Concepción, con una inversión aproximada entre el año 2006 y el 2008 de 90 millones de pesos."
La realidad, entonces, muestra que esos famosos 90 millones de pesos han brillado y brillan por su ausencia, y - lo que es peor - no se advierten los más mínimos indicios de que esta situación pueda revertirse en el corto plazo. Pero quizás más preocupante aún sea que estas reiteradas mentiras del gobierno nacional no encuentren el debido repudio y la consiguiente queja y demanda de parte del gobierno provincial, de la administración municipal de Concepción del Uruguay, y de los actores económicos y sociales directa e indirectamente vinculados a la actividad portuaria y al transporte fluvial. Parece primar una especie de nefasta tendencia a la resignación y al "no se puede". Es imperioso revertir este estado de cosas. Son muchísimos y de enorme magnitud los perjuicios que se derivan de la falta de dragado del río Uruguay y de la consiguiente postergación del puerto de Concepción del Uruguay: pérdida de puestos de trabajo, falta de de oportunidades de negocios para las empresas locales, encarecimiento de los fletes y pérdida de competitividad de las economías regionales, saturación del transporte carretero y por ende incremento de la siniestralidad vial, mayor grado de contaminación, mayor consumo de combustibles fósiles, etc..
Tampoco puede aceptarse como excusa de la inacción el conflicto con la República Oriental del Uruguay, dado que es obvio y evidente que la empresa Botnia no necesita del dragado para transportar su producción en barcazas de escaso calado desde Fray Bentos hasta el puerto de Nueva Palmira. El principal perjudicado por la falta de dragado del río Uruguay es el puerto de Concepción del Uruguay y la comunidad de su zona de influencia, en especial los trabajadores, los comerciantes y los pequeños y medianos empresarios que se ven privados de un elemento que dinamizaría notablemente la economía regional.

Se cumplen 6 años sin dragado del río Uruguay. En una época de inusual bonanza económica como producto de las condiciones internacionales, con superávit fiscal récord, con exportaciones récord, es sin embargo prácticamente nada lo que se ha hecho en 6 años, salvo perder el tiempo y renovar una tras otra promesas y anuncios que no se concretan. El Presidente Kirchner terminará su mandato sin cumplir con las promesas que le hizo a los uruguayenses en al menos dos oportunidades, en ocasión de su visita a Concepción del Uruguay para inaugurar la Defensa Sur, y anteriormente, en el año 2004, en el Salón Blanco de la Casa Rosada. Esperemos que la Presidenta electa pueda concretar lo que la administración de su marido no pudo, no supo o no quiso hacer. Y que se acaben las mentiras.-

José Antonio Artusi
Diputado provincial electo por la UCR