jueves, 14 de agosto de 2008

Diputados de la UCR advierten una nueva embestida para privatizar el juego en la provincia

"Por historia y por doctrina, los radicales nos oponemos a cualquier forma de privatización del juego en la provincia", sostuvieron los legisladores en un encuentro que mantuvieron con representantes del Sindicato de Empleados de Juegos de Azar de la provincia de Entre Ríos (SEJAPER).
Adrián Yiedro, José Carlos Cáceres y Guillermo Videla de SEJAPER se reunieron con los legisladores radicales para revelar la intentona oficialista de privatizar el juego en la provincia.
"Así, de manera solapada, en uno de los últimos artículos del proyecto oficial de la Ley de Promoción Turística -que tiene media sanción de la Cámara de Senadores- se abre la posibilidad de que el Estado autorice "eventualmente" a los privados a explotar el juego en Entre Ríos", manifestaron.
En otro plano, también advirtieron que el Sindicato se ha reunido con convencionales constituyentes tras una iniciativa del PJ en el mismo sentido presentada en la Convención.
"El problema no es gremial ni solamente de los 1.400 trabajadores de casino de la provincia sino una cuestión que atañe a todos los entrerrianos porque si se abriera esta posibilidad de privatizar el juego se desvirtuaría la función del IAFAS, cuya ley establece que se debe enviar un porcentaje del juego a Salud, otra a Educación, a Deportes y a Acción Social que se vería notablemente resentido".
Tras el encuentro, el presidente del Bloque de Diputados de la UCR señaló: "Las condiciones en que actualmente funcionan las tragamonedas como negocio redondo para privados desde ya resienten los intereses del Estado y por ende de los entrerrianos. Y al parecer ahora pretenden ir en camino de los casinos con la misma excusa con que se ha privatizado y rifado todo en este país, con el remanido discurso de que son deficitarios".
En este sentido, los diputados presentes Jaime Benedetti, José Antonio Artusi, Oscar Cardoso y Marcelo López anticiparon su oposición a aprobar una Ley de Promoción Turística que en realidad aparece como caballo de Troya para privatizar el juego en Entre Ríos.