sábado, 6 de septiembre de 2008

Diputados radicales quieren que las valuaciones fiscales de la tierra pasen por la Legislatura

Pese a que ya se han repartido las boletas que contemplan un incremento del Impuesto Inmobiliario Rural, a partir de un revalúo del valor de la tierra realizado por el Gobierno, el Bloque de Diputados Radicales presentó un proyecto de ley para que las valuaciones fiscales de la tierra y la oportunidad de su aplicación sean debatidas y aprobadas por la Legislatura.
Para los diputados radicales, "la presión fiscal al agro argentino es desmesurada" y citan un trabajo presentado por la CREA: "La presión fiscal en el agro argentino es la más alta de la región. Mientras que en nuestro país asume valore cercanos al 23 %, en Uruguay representa un 6,9 %, siendo aún menor en Brasil: 2,8 %."
"No es echando mano a impuestos al agro o restringiendo el presupuesto para Educación que la Provincia podrá trazar un modelo de desarrollo; sino levantando las banderas del federalismo y reclamándole a la Nación la masa de recursos de los que se apodera sistemática e indebidamente año a año con el fin de disciplinar gobernadores e intendentes", sostuvieron.
En este sentido, y mediante un proyecto de ley, el Bloque de Diputados de la UCR propicia la modificación del Artículo 13º de la Ley 8672 que quedará redactado de la siguiente manera: "Art. 13º.- El Poder Ejecutivo realizará la aprobación de las zonas, valores unitarios básico, coeficientes citados en los artículos 9º y 10º y fijará la fecha de vigencia de las valuaciones fiscales, las que sólo serán aplicables luego de la aprobación por Ley Provincial".
Según explicó el presidente del Bloque de Diputados de la UCR, Jaime Benedetti, lo que impulsan en esta iniciativa "es la discusión de la delegación de facultades propias de la Legislatura como son las cuestiones tributarias".
La modificación que se propone al art. 13 de la Ley 8672 persigue la finalidad de completar la intervención de la Legislatura para la determinación del Impuesto Inmobiliario, de este modo cabe la posibilidad de abrir un amplio debate sobre la corrección de las operaciones técnicas que realice la administración para otorgar mayor legitimidad a las decisiones adoptadas, como así también sobre la oportunidad de las revaluaciones y otros efectos colaterales como es el mayor valor que puede llegar a tributarse por bienes personales.
Benedetti recordó que dictar normas impositivas es tarea del Poder Legislativo y citó: "Los decretos reglamentarios dictados por el Poder Ejecutivo no pueden crear tributos, ni alterar sus aspectos estructurantes, ya que ello sería ir más allá del espíritu de la ley, y violar el principio de legalidad expresamente establecido (Fallos 178:224, 182:244, 183:116, 199:442, 246:221 de la Suprema Corte de Justicia)".