lunes, 22 de febrero de 2010

El diputado Artusi propicia el debate de una ley provincial de residuos domiciliarios

Basura cero es el concepto sobre el que se basa el proyecto de ley que hacia fines de 2009 presentó en la Legislatura provincial el diputado José Antonio Artusi y que, tal como anticipó, tratará que ahora sea materia de un amplio debate que involucre a vecinos y organizaciones. El legislador advirtió que Entre Ríos tiene un vacío legislativo en esta materia a diferencia de lo que ocurre en otras provincias.

Alejandra Sánchez

Con frecuencia se difunden noticias referidas a inconvenientes de diversa índole que se generan en las ciudades a raíz del tratamiento de los residuos domiciliarios y aunque se presentan como hechos aislados, bien pueden considerarse expresiones de una problemática común. El tema ha surgido en las reuniones que en distintas ciudades convocó la comisión que está abocada a la redacción del Código Ambiental y a la vez, es motivo de un proyecto de ley que a fines del año pasado presentó el diputado provincial José Artusi. “A nosotros nos interesó no sólo como parte de la temática general que abordamos en la Comisión de código ambiental sino también como tema específico”, dijo el legislador a EL DIARIO. Por ese motivo presentó el proyecto a fines del año pasado, “tratando de llenar un vacío legislativo en la provincia ya que hay una ley nacional de presupuestos mínimos para la gestión integral de los residuos domiciliarios, pero en Entre Ríos hay un vacío en esta materia”. El proyecto ingresó, fue pasado a comisión y ahora, reiniciada la actividad legislativa, se está pensando en una tarea de divulgación e involucramiento de la sociedad civil en la discusión del tema. “El texto puede ser enriquecido; queremos iniciar el debate ciudadano para que los vecinos y las organizaciones se involucren. Quizá en el mediano plazo podamos tener una ley de gestión integral de residuos domiciliarios como tienen otras provincias, mientras que acá es una asignatura pendiente en materia de política ambiental”, es lo que advierte el legislador, oriundo de Concepción del Uruguay, donde las diferencias generadas por el tratamiento de los residuos ha llegado hasta la Justicia. La inquietud del diputado en la materia que, inicialmente podría vincularse a un problema local, fue reforzada a lo largo de las reuniones en las que se analizó el contenido que debería tener el Código Ambiental, a tal punto que en localidades como Rosario del Tala, el debate mayoritariamente se circunscribió a ese aspecto. “La preocupación de los vecinos es sobre el impacto que puede tener en el medioambiente, la incorrecta gestión de los residuos domiciliarios en muchísimos municipios. Es un tema común a buena parte del territorio de la provincia de Entre Ríos, en Concepción del Uruguay es un tema candente”, reconoció Artusi, pero podría agregarse también Paraná y La Paz, por citar un par de casos que han sido noticia por esta problemática en los últimos meses. Advirtió el legislador que la Constitución provincial reconoce autonomía a los municipios, pero insistió que “la Provincia no se puede desentender en esta materia, debe colaborar con los municipios para que puedan llevar adelante programas”. BASURA CERO. En el proyecto de ley se adhiere al concepto de “basura cero” partiendo de la clasificación domiciliaria, la separación en origen, la recolección diferenciada, la reutilización, el reciclaje y por último, la disposición final en condiciones adecuadas. En ese orden propone lograr un adecuado y racional manejo de los residuos domiciliarios mediante su gestión integral, a fin de proteger el ambiente, la calidad de vida y la salud de la población; promover la valorización de los residuos domiciliarios a través de la implementación de métodos y procesos adecuados; minimizar los impactos negativos que los residuos domiciliarios puedan producir; lograr la mínima cantidad de residuos con destino a la disposición final y promover la inclusión de los recolectores informales al sistema de gestión integral de residuos domiciliarios, en condiciones de dignidad y salubridad. De prosperar la iniciativa del diputado Artusi quedarían prohibidas, de acuerdo a un cronograma con distintos plazos, la disposición inicial “general”, sin clasificación y separación de la basura; la recolección “general”, sin discriminar los distintos tipos de residuos; el transporte de residuos domiciliarios “general”, sin diferenciar en desechos orgánicos e inorgánicos; así como la disposición final en volcaderos a cielo abierto u otros no autorizados. ESPECÍFICO. La estrategia fijada para la elaboración del Código Ambiental se prolonga en el tiempo, dado la complejidad del objetivo, pero lo realizado a lo largo del año pasado permitió arribar a ciertas definiciones. Artusi en este sentido, comentó que ese trabajo “nos llevó a pensar en que el Código sea una norma amplia, no exhaustiva de todos y cada uno de los sectores. Vamos camino a plantear algo más parecido a una ley marco, y por cada tema, legislación específica que la complemente y que en todo caso, el Código sirva para fijar principios que están consagrados en la Constitución Provincial, sobre todo para determinar cuál va a ser la composición y el funcionamiento del ente de política ambiental que también crea el texto constitucional”, anticipó. Así entre otros, el tratamiento de los residuos domiciliarios daría lugar a una norma específica. Los residuos domiciliarios “es un tema que está más presente en la agenda pública aunque en algún momento pasó desapercibido: la sociedad no dimensionaba cabalmente el enorme impacto negativo que puede tener la incorrecta gestión de los residuos domiciliarios en la calidad del ambiente y en la calidad de vida de la población”, reflexionó. Sólo como ejemplo, citó el caso de las quemas en el Volcadero en Paraná y la inundación en Concepción del Uruguay que llegó al viejo basural de donde comenzaron a flotar los residuos patológicos. “Así podrían darse muchos ejemplos del impacto en el medio ambiente y en las condiciones de salud de la población, por lo que no es un tema menor”, subrayó sino que “debe tener máxima prioridad en la política ambiental de la Provincia”. RECURSOS. De los tiempos en que la problemática no estaba presente Artusi diferencia que en la actualidad, “en general los vecinos y las organizaciones más involucradas tienden a compartir este enfoque que se ha conceptualizado bajo la denominación basura cero: tratar de reducir, de ordenar lo que es la gestión, de involucrar a la sociedad civil, a cada uno de nosotros en tanto generamos residuos –compromiso ciudadano—, y con un Estado provincial y municipal con políticas claras que hagan que los vecinos se involucren y se entusiasmen”. Consultado sobre la cuestión presupuestaria para ir dando solución a esta problemática, Artusi señaló que “nosotros partimos de la base del concepto que una gestión adecuada debería cerrar también desde el punto de vista económico-financiero para los municipios por un sinnúmero de razones. Entre otras —puntualizó— si se reduce la cantidad de residuos, obviamente se generan menores costos a la hora del transporte, y una vez que está en marcha el proceso de ordenamiento de todo el sistema, puede funcionar en condiciones de eficiencia que sea sustentable su mantenimiento financiero, de modo tal de desmitificar un poco el tema de la rentabilidad de lo que puede significar el reciclaje”. El legislador lo que destacó en tanto es “el costo social que muchas veces está oculto: cuánto le cuesta a los municipios y a la Provincia atender las situaciones de crisis que vivimos en Concepción del Uruguay o atender los problemas de salud que se generan por respirar aire contaminado por la quema de residuos a cielo abierto. Hay que hacer un cálculo completo, no el mero cálculo económico tomando el tema aislado. Hay que hacer una ecuación mas compleja que tiene que ver con los costos sociales que a veces están ocultos”, desafió el diputado.

Fuente: El Diario de Paraná http://www.eldiario.com.ar/textocomp.asp?id=187769

Foto: Los Principios on line http://www.losprincipiosonline.com.ar/